miércoles, 21 de junio de 2017

Segunda negativa: ¿Es la Iglesia Católica una secta? Debate Mata-Richbell


¿Es la Iglesia Católica una secta?


Segunda negativa de Richbell Meléndez, Cristiano Católico.


Como era de esperarse Fernando trataría de replicar mis argumentos presentados en la primera negativa de este debate, ya que el no puede aceptar que sus premisas por las cuales parte para argumentar su tesis de que la Iglesia Católica es una secta, son premisas erradas o que merecen aclararse. Tal como lo he hecho en mi primera negativa. Por eso invito a todos a leerla nuevamente y confirmar si he respondido o no a los argumentos de Fernando.

Fernando en su segunda afirmativa, recurre a una falacia conocida como “muñeco de paja” la cual consiste en deformar las tesis del contrincante para debilitar su posición y poder atacarla con ventaja. (Ricardo García Damborenea, Diccionario de Falacias). Ya que alega de que yo acepto que no puedo probar la doctrina católica con la biblia. Lo cual es totalmente falso, si leen mi primera negativa vera que en ningún momento he aceptado tal cosa como falsamente lo alega Fernando. Lo que si deje claro es que “que partir con la premisa de que “sola scriptura” será el único material como referencia para el tema a tratar es considerado una falacia de petición de principio debido a que el principio de “sola scriptura” como ya dije no ha sido probado antes de este debate y por lo tanto no puede basarse el debate en dicha premisa.” Y reafirmo esa posición, dado que hasta este momento Fernando aun no ha podido probar el principio de “sola scriptura” para regirnos solo por el haciendo a un lado, el testimonio de la Cristiandad.

Luego Fernando sigue cayendo en la falacia de petición de principio, puesto que él asume “yo puedo probar que la Iglesia Católica es una secta usando sólo la Biblia, ¿Por qué él no puede objetar apelando al mismo material?”. Pero la realidad es muy distinta, Fernando a lo mucho puede expresar que en su entendimiento fundamentalista y privado no comprende lo que ya explique anteriormente “la Iglesia como todo grupo religioso, tuvo un inicio pero también un desarrollo. Al igual que una persona. Reflexionen por un momento lo siguiente. Cuando un medico estudia el proceso de desarrollo de un bebe, el médico aunque sepa que ese bebe va a ir creciendo y desarrollándose. Nunca se le ocurrirá alegar que ese bebe dejara de ser el mismo en su interior porque conoce su origen, es decir su esencia siempre será humana.” Esto se entiende indiferentemente si luego se le da un nombre o no a la Iglesia y la historia del Cristianismo que pretende ignorar Fernando, es bastante clara al respecto. ¿Por qué Fernando quiere ignorar la historia del Cristianismo?

Sencillamente porque si acepta esta, aceptara que la Iglesia Católica es la misma Iglesia mencionada en el Nuevo Testamento solo que más desarrollada. Cristiano que no entiende esto, termina en una secta distinta de la Iglesia Católica en sus variados patriarcados. De hecho una de las preguntas que le hice a Fernando fue ¿Si tú no perteneces a una secta, a que patriarcado cristiano antiguo perteneces? Más verán que él no respondió a dicha pregunta. Claro el tal vez se excuse con una falacia “tu quoque” alegando que yo no respondí a sus preguntas y por eso el tiene el derecho a no responder las, cuando en realidad yo si respondí a sus premisas, solo que las aclaraba primero en una respuesta general debido al formato de este debate.

Seguidamente Fernando pretende acusarme a mí de petición de principio para excusarse de la petición del principio a la que el recurre, en lo que falla Fernando es que yo no tendría problema en demostrarle que la regla de fe para el Cristianismo siempre fue Escritura+Tradición pero como este debate no trata esa premisa, por eso le dije a Fernando que no partiera de su premisa “sola scriptura” que no se ha demostrado. Mas se puede ir a leer a historiadores del Cristianismo como Schaff, Kelly, Pelikan, etc y comprobara lo que le digo y por lo que insisto en que el debate no se debe de limitar a “sola scriptura” porque el Cristianismo nunca se limito a esta. A menos claro que Fernando no se considere parte del Cristianismo antiguo, lo que lo pondría en el aprieto del hecho de que formaría parte de una secta. Fernando termina su primer argumento con una afirmación gratuita como la siguiente “Cada que Richbell cita algo fuera de la Biblia para intentar probar que la Iglesia Católica es la iglesia de Cristo, es la mejor evidencia de que no lo es.”. ¿Y esa afirmación como la respalda Fernando? Es solo su opinión basada en su razonamiento, no una verdad absoluta. Puesto que el mismo Jesús hizo uso de la tradición judía fuera de las Escrituras del Antiguo Testamento para enseñar, como se puede ver cuando menciona la “Cátedra de Moisés” (Mt 23, 1-3) que por lo que sabemos es un elemento de la tradición judía antigua que data desde los tiempos de Moisés mismo, sin embargo no está registrada en ninguna parte de las Escrituras del Antiguo Testamento ya que es estrictamente una Tradición oral. Sin embargo, Jesús manda a obedecer lo que dice, aunque no estuviera escrito. (Ver The Midrash: Exodus Rabba 43, 4). Así que como Fernando Mata y cualquier lector puede darse cuenta, ni si quiera el mismo Jesús se limito a ese principio de usar “solo scriptura” para argumentar o enseñar. Por lo que queda demostrado entonces que hacer uso de otro material aparte de la Escritura no es de ningún modo reprobable, sino que es válido y es por eso que yo puedo demostrar que la Iglesia Católica es la misma Iglesia que Jesucristo fundo basándome en 3 áreas: La Escritura, la historia y la arqueología. Dicho esto queda demostrado porque la afirmación de Fernando, es una afirmación gratuita y sobre todo anti bíblica.

En el siguiente argumento de Fernando, el toca el punto de la definición de la palabra secta. La cual yo amplié en mi anterior participación, pues bien el insiste en que la Iglesia Católica es una secta basándose en premisas erradas las cuales he estado aclarando en el transcurso de nuestro debate, por lo que se podría decir que Fernando se ha limitado solo a hacer una afirmación gratuita, cuando alude a la afirmación “La Iglesia Católica es una secta.” Debido a que la definición que él tiene de la palabra secta es muy compleja, por eso me vi en la necesidad de ampliarla ya que nos da un campo mas general de lo que se puede caracterizar como secta. En la definición que yo cito sobre la palabra secta, Fernando presenta 4 puntos los cuales procedo a analizar. (Ver su participación anterior)

1.- En este punto Fernando continúa haciendo afirmaciones gratuitas como “la Iglesia Católica incurre en grandes desviaciones doctrinales de la fe cristiana”. Esta es otra afirmación gratuita, debido a que Fernando y yo no hemos debatido pertinentemente cada una de las doctrinas cristianas para alegar si se ha incurrido en desviaciones o no. Si acaso Fernando en este debate toca un solo tema doctrinal como lo es el bautismo y como podrán darse cuenta ignorando muchas cosas respecto a este sacramento. Analizar un solo tema no es suficiente para concluir que la Iglesia Católica incurre en grandes desviaciones como él asegura, por lo tanto la conclusión a la que llega Fernando en este punto es errada, se podría decir que nuevamente Fernando cae en otra falacia conocida como “Non Sequitur” que consiste en que todos los argumentos en que la conclusión llega no se sigue de las premisas. (Ricardo García Damborenea, Diccionario de Falacias)

2.- En este punto podemos ver como Fernando trata de jugar con la definición dada por Roger Mehl sobre la palabra secta “La secta se caracteriza por ser un grupo religioso cerrado que nace por oposición a las Iglesias institucionales establecidas y por oposición al mundo.” Fernando pretende confundir al lector con el uso de la palabra “institución” y la lleva al hecho de que varios grupos religiosos se pueden definir como “Iglesia Institucional”, el cita como ejemplo a la Iglesia Bautista, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días (mormones), los Testigos de Jehová, etc.”. Este punto de Fernando estaría bien, si no olvidara que Roger Mehl menciona otras características de la secta, como el hecho de ser un grupo religioso cerrado que nace por oposición a otra Iglesia institucional ya establecidas y por oposición al mundo. Invito a cada lector a que averigüe como nacieron los grupos mencionados, vera que estos nacieron a raíz de justamente oponerse a la Iglesia Católica o mejor dicho a sus doctrinas. Fernando ha de saber que los Testigos de Jehova se oponen a la Iglesia Católica y el mundo, ya que tiene experiencia debatiendo con ellos. Por eso estos grupos si entran en la definición de la palabra secta, no así la Iglesia Católica. Le pregunto a Fernando ¿El grupo donde te congregabas nació a raíz de que?

3.- En este punto estoy de acuerdo con Fernando, Jesús fundo una sola Iglesia (Mt 16, 18) y es esto lo que vengo tratando en mis negativas en este debate respecto a la premisa ¿Es la Iglesia Católica una secta? Justamente porque quien estudia la historia del Cristianismo que Fernando pretende ignorar se dará de cuenta que solo la Iglesia Católica se puede rastrear hasta los primeros siglos del Cristianismo, porque es la única que Jesucristo fundo.

4.- Vamos a darle la razón en esta oportunidad a Fernando, ciertamente una Iglesia puede ser una secta, pero nunca la Iglesia autentica (otra acepción de la palabra católica) podrá ser una secta, ya que como dice Carlos Hallet: “Varios grupos pequeños, con el tiempo, han llegado a ser iglesias, opuestas a la Iglesia de la cual han salido (...) Ciertas sectas no nacen a partir de una Iglesia, sino en oposición a la sociedad (…) un gran números de sectas han surgido en el contexto donde no existe la noción de Iglesia, como son, por ejemplo, las religiones de Asia” (Religiones y sectas, Paulinas, Chile, 2002, 71) Esto es muy acorde a lo que ya vengo exponiendo y sigue la pauta de lo que nos dice Roger Mehl.

Por esa razón analizados los 4 puntos de Fernando, nuevamente se demuestra que la Iglesia Católica no es una secta, ya que las sectas nacen es de esta y por oposición a esta.

En el tercer argumento de Fernando, el se lamenta porque según él, no enfrente la mayoría de los puntos que presento en su documento anterior. ¿Pero es esto cierto? Invito al lector que revise mi primera afirmativa y responda usted la pregunta, si respondí o no los puntos o mejor dicho las premisas de Fernando. El lector se dará de cuenta que debido al formato de este debate, tuve que primero aclarar y responder a cada una de las premisas en una manera general. Si a Fernando no lo convencen mis aclaraciones y respuestas, ya es asunto de él. Pero no puede decir que no respondí a sus argumentos cuando si lo hice. Por lo que puedo notar este tercer argumento de Fernando se limita a reciclar lo que ya se le aclaro en mi documento anterior, por lo que no volveré a exponer otra vez lo mismo. Quien desee leer mis aclaraciones, lea mi primera negativa. Algo que si quiero tocar es cuando acusa de que mi analogía del nombre de Venezuela y el de la Iglesia Católica es falsa, porque según Fernando “podemos probar que el territorio (Venezuela) era el mismo” pero esto nuevamente es una afirmación gratuita. ¿O donde Fernando lo ha comprobado? Solo lo asume para así negar la analogía que he hecho.

Evidentemente Fernando pretende imponer su petición de principio de “sola scriptura” aun cuando no lo ha podido probar porque claro no es el tema del debate, por eso es incorrecto partir de ese principio.

En el cuarto punto Fernando vuelve a mentir al decir que no enfrente sus argumentos, cuando el lector puede ver que si los enfrente pero primero los aclare y respondí de manera general. Más pueden ver que Fernando solo se niega a aceptar esto. Posteriormente en su siguiente argumento plantea una actitud sectaria, digamos que todo grupo que no reconoce a los que creen en Jesucristo como Dios y poseen el bautismo trinitario como cristianos se les considera sectarios por apartarse de la posición general del Cristianismo. Por eso yo no tengo problemas en reconocerle como Cristiano si cree en Cristo y esta bautizado con la formula bautismal trinitaria, pero el si tiene problema en reconocerme como Cristiano, solo porque yo me identifico independientemente como “Cristiano” o como “Católico” dado que en el Cristianismo son sinónimos aunque al amigo Fernando le cueste comprenderlo.

En cuanto a lo que Fernando menciona sobre el tema doctrinal que el toca para justificar su premisa de que la Iglesia es una secta, el recurre a la doctrina del bautismo, pero como aclare anteriormente el bautizarse no se refiere al agua como elemento principal, sino al Espíritu Santo, por eso Jesús dice que hay que nacer del agua y del Espíritu (Jn 3, 5) por lo tanto no confundo nada, sino que las entiendo de la misma forma que el Cristianismo siempre lo ha hecho. El que no comprende la diferencia entre el bautismo de agua enseñado por Juan y el bautismo Cristiano enseñado por la Iglesia es Fernando. (Leer Lc 3, 16). Fernando dice que la Iglesia Católica llama bautismo a lo que no es, no sé que le dirá Fernando a él hagiógrafo de Hebreos porque el relaciona el bautismo con ROCIAR como se puede ver cuando dice “acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua pura.” (Heb 10, 22) ¿Sera que Fernando negara que este pasaje habla del bautismo? Ahora bien el texto de Hebreos usa la palabra griega ῥεραντισμένοι que se traduce como purificar o rociar. ¿No es esto suficiente para que se entienda que el bautismo puede administrarse por ASPERSIÓN?. Demostrando que no es exclusiva la forma por inmersión. Es más un reconocido erudito nos dice lo siguiente “El modo de bautismo no puede de ninguna manera ser determinado a partir de la palabra griega traducida como “bautizar”. Los bautistas dicen que significa “sumergir”, y nada más. Esa es una visión incorrecta del significado de la palabra. Significa tanto (1) sumergir una cosa en un elemento o líquido, y (2) poner un elemento o líquido encima o sobre él. Por lo tanto nada en cuanto al modo de bautismo se puede concluir de la mera palabra”. (Diccionario ilustrado de la Biblia, por M.G. Easton M.A., D. D., Third Edition, publicado por Thomas Nelson, 1897)

Así que como pueden ver, diversos eruditos protestantes (no católicos) refutan la premisa de Fernando de que “el bautismo que Cristo mandó es la inmersión en agua.” Cuando en realidad Cristo mando a bautizar no impuso la forma del bautismo. Asumir que es solo por inmersión es una afirmación gratuita. Fernando vuelve a errar cuando dice “la realidad es que en cada pasaje bíblico cambia el elemento, no la forma: inmersión.”. Dado que en cada pasaje que se habla del bautismo se habla es de la acción de bautizar, no de la forma. Tenemos ejemplos bíblicos de personas que el contexto bíblico impide que el bautismo sea por inmersión como ya lo mencione en mi participación anterior, pero esto es algo que Fernando quiso ignorar, pero todo este error lo comete Fernando por ignorar el uso amplio de la palabra griega βαπτίζειν ya que no se reduce a “sumergir” sino que también se aplica a lavar y un lavamiento no se refiere solo a inmersión y es en esto que la tesis en la que se basa Fernando falla. Pero para que quede bien claro, citemos lo que nos dice un erudito que ha estudiado este tema de manera más exhaustiva.

El argumento de Fernando se limita al significado de las palabras “baptizo βαπτίζω”, y “baptisma βάπτισμα” que los protestantes refieren como "sumergir". Sin embargo un uso mas amplio de estas palabras, nos demuestran que no todo bautismo es por inmersión.

Veamos el uso de bapto y baptizo en la septuaginta LXX (Antiguo Testamento)

1 - En la LXX en Daniel 4,33 se dice que "Nabucodonosor fue bautizado [bapto] con el rocío del cielo." Es evidente que esto no era el bautismo por inmersión; pero el sentido de la palabra bautismo en el texto es que el rocío caía sobre él.

Texto de la septuaginta.

Dan 4:33 (4:30) αὐτῇ τῇ ὥρᾳ ὁ λόγος συνετελέσθη ἐπὶ Ναβουχοδονοσορ, καὶ ἀπὸ τῶν ἀνθρώπων ἐξεδιώχθη καὶ χόρτον ὡς βοῦς ἤσθιεν, καὶ ἀπὸ τῆς δρόσου τοῦ οὐρανοῦ τὸ σῶμα αὐτοῦ ἐβάφη, ἕως οὗ αἱ τρίχες αὐτοῦ ὡς λεόντων

Como ven se usa el verbo εβαφη que se traduce como mojar o empapar, pero si se lee el texto vera que claramente hace referencia a un bautismo por aspersión y no por inmersión.

2 - El libro de Eclesiástico, escrito alrededor de 150 aC, deja claro que la palabra bautismo o bautizar se utiliza para describir el spray de limpieza. El texto dice: "Si uno se purifica del contacto de un cadáver y lo vuelve a tocar, ¿de qué le sirve su baño de purificación??".

Texto de la septuaginta.

Sir 34:25 βαπτιζόμενος ἀπὸ νεκροῦ καὶ πάλιν ἁπτόμενος αὐτοῦ, τί ὠφέλησεν ἐν τῷ λουτρῷ αὐτοῦ;

La palabra que se traduce como "purificar" es la palabra griega βαπτιζόμενος que se traduce usualmente según los lexicos griegos como "bautizado". Así que esta es otra prueba mas, que el bautismo no es exclusivo por inmersión. ¿Entonces puede que se refiera al bautismo por aspersión? Claro que si. Veamos.

El autor fue un Judio que se refería a la ceremonia de purificación ordenada por la ley para el caso en que un hombre toque el cuerpo de un muerto, y esta purificación se realizó por aspersión, como se ve en Números 19, 13: "Todo el que toca un muerto, un cadáver humano, y no se purifica, mancha la Morada de Yahvé; ese individuo será excluido de Israel, porque las aguas lustrales no han corrido sobre él: es impuro; su impureza sigue sobre él."(ver también los versículos 9, 11-12, 19 y 20).

El significado del texto del Eclesiástico, entonces, es: "Si uno se rocia (bautizados) del contacto de un cadáver y lo vuelve a tocar, ¿de qué le sirve su baño de purificación (bautizado)?"

Los Judios, como hemos visto, utilizaron la palabra bautismo para referirse a la purificación por aspersión ordenada en el Antiguo Testamento. Estas limpiezas eran por aspersión, es claro, más allá de lo que ya se ha demostrado.

Por lo tanto, el bautismo es sinónimo de purificación, que era de aspersión.

De esta manera se derrumba la tesis de Fernando con respecto a que la Iglesia Católica como bautiza de 3 formas y el erradamente pensaba que era válida solo una y por eso llegaba a la errada conclusión de que la Iglesia Católica es una secta, no resiste un estudio exhaustivo de dicha tesis porque se refuta al descubrir que bautismo no debe significar solo una inmersión y abundante evidencia existe para demostrar esto como se ha demostrado.

Y en vista de que Fernando no respondió las preguntas que le deje en mi primera negativa, acá se las vuelvo a colocar. A ver si estas vez si las responde y no engañe a sus lectores diciendo que “refuto todos mis argumentos” cayendo realmente en una falacia de afirmación gratuita.

Preguntas para Fernando:

¿Si tu no perteneces a una secta, a que patriarcado cristiano antiguo perteneces?

¿Puedes mencionar algún miembro de tu Iglesia en el siglo VI para demostrar que donde te congregas no es una secta?

¿Si un discípulo de Pablo y sucesor de Pedro reconocido por la historia cristiana llamo “Católica” a la Iglesia que Pablo perseguía, por qué te cuesta reconocer a esa Iglesia?

¿Si el Cristianismo basado en el testimonio del Nuevo Testamento bautiza de diversas formas porque tu lo limitas a una sola forma (inmersión) no estás actuando conforme a una secta al oponerte a la práctica cristiana establecida?

¿Si la Iglesia Católica es una secta por qué razón esta Iglesia se puede rastrear hasta los primeros siglos y no otra?

Podemos condensar lo dicho hasta aquí en el hecho de que la tesis que presenta Fernando Mata no tiene una base solida para acusar a la Iglesia Católica de ser una secta, sino que todo lo presentado en esta segunda negativa demuestra justamente lo contrario. En resumen pudiera exponer las razones por las cuales se considera a la Iglesia Católica como la Iglesia que Jesucristo fundo, pero debido al formato de este debate no se me permite ese espacio de redacción. Ya que ven que este debate se limita solo a presentar una parte por ponente, en mi caso presento la parte que niega la tesis y Fernando la que la afirma. El lector será quien tome la decisión respecto a cual parte, si la negativa o la afirmativa tienen la razón.

“Hermanos y padres, escuchad mi defensa que ahora presento ante vosotros.” Hechos 22, 1

Richbell Meléndez. Laico Cristiano Católico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Errores que cometen los apologistas protestantes al defender el principio protestante de la “Sola Scriptura”.

El Apologeta Católico norteamericano Patrick Madrid en un debate que sostuvo con el apologista protestante James White sobre el tema de l...